Proyecto Educativo

Volver

Se ha demostrado que los primeros años en la vida de un niño son decisivos para el desarrollo posterior de todas sus facetas. Es en estos momentos cuando se sientan las bases de su personalidad futura y, por ello, es fundamental la estimulación temprana para conseguir que el niño descubra sus posibilidades y adquiera las habilidades necesarias para desenvolverse con autonomía en su entorno cercano.

Nuestro Proyecto Educativo pretende el desarrollo integral, respetando los ritmos concretos y necesidades específicas de cada niño. Nos basamos en una metodología activa, flexible e individualizada, donde los niños pueden observar y manipular los objetos de su entorno inmediato a través de las actividades.

Se atenderá el desarrollo del lenguaje, el conocimiento y progresivo descubrimiento de su propio cuerpo, el juego y el movimiento, la convivencia con los demás, el descubrimiento de su entorno, el desarrollo de sus capacidades sensoriales, el equilibrio y desarrollo de su afectividad, y adquisición de hábitos de vida saludables.

Entre estos contenidos educativos prestamos un interés especial a la iniciación a la lengua inglesa, la música, la psicomotricidad y el juego:

La finalidad de la Iniciación al Inglés es la de iniciar a los más pequeños en este idioma y fomentar su interés por aprenderlo. Jardilín no es un centro bilingüe, pero no por ello dejamos de apoyar la capacidad de aprendizaje de dicha lengua y por eso la incluimos en nuestros Proyecto Educativo. Éste se desarrolla con una programación de actividades variada y adaptadas a su edad, con un vocabulario propio de su entorno, canciones y bits de inteligencia en inglés.

Potenciamos la capacidad auditiva que desde muy pequeños los niños desarrollan, y es por ello que la música es un elemento imprescindible en el día a día en la Guardería, desde las canciones con las que se empieza el día, canciones para bailar, música relajante para las siestas, villancicos en Navidad, chirigotas en carnaval... También enseñamos a distinguir los distintos sonidos a través de diferentes instrumentos musicales, como tambor, piano, xilófono, maracas, trompetas, panderetas, sonajeros y muñecos musicales para los más pequeños.

La psicomotricidad es un elemento esencial para el desarrollo infantil. Tiene gran importancia como actividad física liberadora de energía y para el equilibrio emocional. Contribuye al desarrollo del lenguaje y a la elaboración del pensamiento. Potenciamos en los niños la adquisición de habilidades, actitudes y hábitos para ayudar así al desarrollo armónico de sus cuatro áreas: cognitiva, afectiva, social y física mediante actividades acordes a sus necesidades e intereses en las diferentes etapas de su vida.

La teoría de Piaget afirma que la inteligencia se construye a partir de la actividad motriz de los niños. En los primeros años de vida, hasta los siete años aproximadamente, la educación del niño es psicomotriz. Todo, el conocimiento y el aprendizaje, se centra en la acción del niño sobre el medio, los demás y las experiencias, a través de su acción y movimiento.

Es imprescindible destacar la importancia del juego como actividad propia de esta etapa. El juego es una actividad natural en estas edades, potencia el desarrollo emocional, intelectual y social del niño y la niña. No hay que hacer división entre juego y trabajo, ya que el juego es el trabajo del niño/a.

Contamos con un método educativo nuevo, muy abierto a las mejoras y en constante evolución, llamado "Al agua pez" para los de 1 año, y "Al agua pulpo" para los de 2 años. Este método está respaldado por una de las mejores editoriales del momento que es Anaya.

Acciones de Documento